SALES HÚMEDAS


En el caso de la sal industrial tanto las administraciones públicas como las privadas disponen de un producto adecuado para sus necesidades como la sal de fomento y la sal de nieve, comercializadas para combatir los temporales de frío en las carreteras, o, por ejemplo, en otras industrias como la marroquinería o encurtido de la piel